¿Es posible utilizar varias veces los productos desechables?

Productos desechables en el sector dental

¿Es posible utilizar varias veces los productos desechables?

Parece una pregunta paradójica, pero la tentación de reutilizar productos desechables, puede que tras haber intentado esterilizarlos, es más frecuente de lo que se cree. 

Obviamente, la respuesta es NO. Pero, ¿sabemos por qué? 

  

Los motivos son varios, pero lo más importante que podemos resumir es que:  

  

  • se trata una opción que compromete las medidas de prevención de infecciones en una clínica dental y pone en riesgo al personal;
  • se incumple el Reglamento MDR 2017/745 de la UE actualmente vigente;
  • es una violación de las instrucciones de uso establecidas por el fabricante.

 

Como su propio nombre indica, los productos y dispositivos desechables están diseñados y fabricados para un solo uso por un solo usuario. Si esto último no se cumple, no solo no se garantizará el mismo rendimiento y nivel de protección, sino que se podría producir la contaminación cruzada.  

  

Además, los productos desechables NO están diseñados para su limpieza y esterilización, por lo tanto, no se debería plantear ni siquiera su reutilización para reducir los residuos o los costes, ya que el reprocesamiento afecta a su capacidad de barrera. Estos artículos deben eliminarse después de cada uso de conformidad con la normativa vigente, que suele identificar estos productos como desechables. 

¿Por qué es tan importante la prevención de infecciones?

Actualmente, y sobre todo después de la pandemia del COVID, los profesionales del sector dental deben ser conscientes del riesgo de infección que pueden entrañar incluso los procedimientos más sencillos. Por ello, es necesario seguir y aplicar exhaustivamente los protocolos de prevención y seguridad. 

 

El conocimiento sobre la transmisión cruzada de infecciones y la aplicación de protocolos de prevención son elementos clave para ayudar a proteger tanto a dentistas como a trabajadores y pacientes de riesgos y complicaciones que podrían ser incluso graves. Por lo tanto, se trata de una prioridad que el personal de todas las clínicas dentales debe asumir y poner en práctica.

Adopción de directrices: el nuevo MDR

Dada la importancia de este tema, a lo largo de los años se han publicado normas y directrices específicas para la prevención de infecciones y, por tanto, también para el uso correcto de los productos desechables.   

  

Para la Unión Europea, a partir del 25 de mayo de 2017 (con plena aplicación el 26 de mayo de 2021), entró en vigor el nuevo Reglamento (UE) 2017/745 o MDR (Medical Devices Regulation) de productos médicos.   

 

El nuevo Reglamento, válido en todos los países de la Unión Europea, establece de forma más concisa normas y limitaciones que deben cumplir todos los fabricantes, distribuidores y clínicas dentales, con medidas más severas para aquellos que no las respeten. Todo esto para ofrecer una mejor y mayor protección del paciente o usuario que utiliza el dispositivo médico, garantizando más transparencia e información sobre dichos productos. 

 

Para los dentistas y las clínicas dentales, esto supone la ventaja de una elección informada para garantizar soluciones seguras, rastreadas y controladas en todo momento, pero también la obligación de utilizar los dispositivos (incluyendo los productos desechables) de conformidad con las directrices gracias a una información más completa y a las instrucciones de uso que el fabricante proporciona de forma obligatoria. 

Dispositivos desechables: por qué es necesario entender la información y las instrucciones de uso

Las instrucciones para un uso seguro de los productos desechables no son solo recomendaciones, sino instrucciones de seguridad importantes que los fabricantes están obligados a proporcionar.   

Están presentes porque el control de las infecciones debe ser una prioridad absoluta en el sector médico y, por tanto, también en el dental.   

  

El mismo principio de prevención determina el uso de los EPI desechables y su eliminación después de cada uso. Aunque a primera vista este sistema puede parecer erróneo, incluso en relación con la sostenibilidad medioambiental, está justificado dada la prioridad de garantizar la máxima seguridad tanto de trabajadores como de pacientes.   

    

Por lo tanto, gracias también al nuevo MDR, los fabricantes deben proporcionar   

información e instrucciones claras y completas sobre el uso correcto del instrumental de conformidad con las mejores prácticas para el control de infecciones y la seguridad tanto de trabajadores como de pacientes.   

    

Por su parte, los dentistas deben ser capaces de interpretar esta información y están obligados a seguir las instrucciones de todos los dispositivos utilizados.  

En relación con dichos dispositivos, será obligación del fabricante proporcionar información clara sobre su uso y características, incluso mediante un sistema de pictogramas fácilmente comprensibles.  

do not re-use icon

Un ejemplo son los productos desechables que, además de poseer de forma clara todas las instrucciones de uso en el manual de instrucciones, deben contener este pictograma en el envase para informar de forma inmediata de que el producto es desechable y que, por lo tanto, debe utilizarse una sola vez. 

 

¿Está interesado en el nuevo MDR y desea obtener más información?   

Euronda es una de las primeras empresas italianas que ha obtenido la certificación MDR para todos sus Dispositivos Médicos (clase I, IIa y IIb).

Categorías

Top